16 noviembre, 2019
cocinar calçots

Receta de salsa romesco casera

El otro día os contábamos nuestra primera calçotada de la temporada con nuestros calçots del huerto y a los calçots nunca le pueden fallar el acompañamiento de su salsa romesco, una salsa muy usada para otros platos pero sobretodo es la típica y clásica salsa calçots que no puede fallar y si es casera mucho mejor, porque resulta mucho más sabrosa.

En casa siempre se ha preparado siguiendo esta receta y el resultado es una salsa romesco o salsa calçots que quita el sentido, que cuando se terminan todos los calçots seguimos untando pan para terminar con la salsa.

La salsa romesco además une los ingredientes más básicos y representativos de nuestra tierra, y tiene un sabor bien rico y sabroso. Como hemos comentado la salsa romesco, podemos prepararla para acompañar pescado, verduras o carnes o unos deliciosos calçots.

cocinar calçots

Os contamos que necesitamos para preparar esta salsa romesco o salsa calçots, necesitaremos para que nos resulte una salsa para unas 6 personas:

  • 1 cabeza de ajos
  • 4 tomates maduros
  • 100 gr. de almendras tostadas
  • 40 gr. de avellanas
  • aceite de oliva
  • 1 rebanada de pan tostado
  • 2 ñoras
  • sal
  • Vinagre

Preparativos para empezar a elaborar la salsa romesco:

  1. Para empezar pondremos a hidratar las ñoras, las pondremos en remojo.
  2. Tostamos el pan y lo pondremos en remojo con el vinagre.
  3. Precalentamos el horno, forramos la bandeja del horno con papel de aluminio, y ponemos a escalibar la cabeza de ajos y los tomates con un chorrito de aceite. Los dejamos escalibar durante unos 20-30 minutos aproximadamente.

La salsa romesco:

  1. Podemos usar el mortero o bien podemos batirlo en la batidora.
  2. Ponemos en el vaso de la batidora, la sal, las avellanas, las almendras, añadimos los ajos y los tomates escalibados, y lentamente mientras empezamos a batir vamos echando lentamente un chorrito de aceite.
  3. Cuando tengamos la salsa ligada, incorporamos el pan tostado humedecido en vinagre y la carne de las ñoras.
  4. Volvemos a batir, echando lentamente aceite hasta que consigamos la textura de la salsa romesco que queramos.

 Y listo para disfrutar de esta salsa romesco casera o salsa calçots deliciosa que no podréis parar de comer.

cristina

Soy Cristina, y desde hace un tiempo, disfruto en mis ratos libres contando en el blog, recetas de cocina fáciles y curiosidades en general del huerto y la vida al aire libre. Mi gran meta la autosuficiencia. Cristina

Ver todas las entradas de cristina →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *