20 octubre, 2019

SIEMBRA DE AJOS TIERNOS

Este año, a principios del mes de febrero, iniciamos con la siembra de ajos tiernos. Para ello preparamos el terreno préviamente, como el suelo no estaba muy seco, no fue necesario regarlo, esparcimos el estiércol y lo labramos para revolver la tierra. Dispusimos el terreno en pequeños caballones y listos! para empezar con la siembra de ajos tiernos. Separamos los dientes de las cabezas y mediante un pequeño surco que hacíamos mientras empujábamos ligeramente con el dedo el ajo en la tierra, procurando que nos quede el tallo boca arriba, empezamos a sembrarlos a una distancia de 20 cms más o menos.  Regamos ligeramente por los regueros y a esperar!.

 A partir de ahí, semanalmente, nuestra tarea ha sido regarlos dado que hemos tenido unos meses bastante secos, teniendo en cuenta que los ajos, no necesitan mucha agua, excepto en el proceso de maduración del bulbo. Y cavarlos, para sacar la maleza, esto es muy importante sobretodo durante el proceso del crecimiento del bulbo, para que la maleza no se coma los nutrientes y permita crecer los ajos adecuadamente.

A los tres meses aproximadamente ya teníamos nuestros primeros ajos tiernos naturales, de un sabor y un aroma inigualable, tenían un aspecto muy apetitoso. Sacamos muchos ajetes, yo que parecía que había descubierto el mundo (y de hecho si que lo había descubierto, el mundo de los ajetes!), los hubiera sacado todos porque no recordaba unos ajetes tan gustosos, pero tuve que contenerme y dejar el resto para que siguieran su crecimiento, (os invito a seguir el crecimiento del ajo en el apartado el huerto.)

cristina

Soy Cristina, y desde hace un tiempo, disfruto en mis ratos libres contando en el blog, recetas de cocina fáciles y curiosidades en general del huerto y la vida al aire libre. Mi gran meta la autosuficiencia. Cristina

Ver todas las entradas de cristina →

6 comentario en “SIEMBRA DE AJOS TIERNOS

    1. Lo más importante de la siembra del ajo es que requiere que sea en época de frío, por eso mismo suele ser habitual cultivarlos de octubre a enero en zonas más cálidas y en zonas más frías de enero a marzo. Con un ambiente muy caluroso o caluroso pueden espigarse o bien no crecer correctamente. Los ajos requieren riego muy de tanto en tanto y cuando el bulbo está formado, ya en sus últimas semanas para su cosecha se dejan de regar. Si quieres pásate por el post https://www.ajetes.com/plantar-ajos/ donde podrás encontrar más información sobre cómo cultivar ajos. Muchas gracias. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *